Sobre la nacionalización de Bankia