La noche de los lápices

Director: Héctor Olivera

Sinopsis:

A unos estudiantes de diferentes colegios se les quitó el «boleto estudiantil», que suponía un descuento en el precio del transporte. Por esta razón, realizaron una protesta en la que participaron miles de jóvenes de los colegios de Bellas Artes, el Colegio Nacional y la Escuela Nacional.

La policía ya estaba preparada para resolver esta protesta, de modo que ante la llegada de los estudiantes, reprimieron e hirieron a muchos jóvenes.

María Clara Ciocchini, Claudia Falcone, Claudio de Acha, Daniel Racero, Horacio Húngaro, y Francisco López Muntaner pertenecían a un grupo político, lo cual fue causa de lo que luego pasaría.

En la madrugada del 16 de septiembre del 1976 entre las 0.30 y las 5.00 llegó una comisión militar a cada una de las casas de los estudiantes que pertenecían al grupo político. Los secuestradores, que dijeron ser policías de La Plata, fueron sacando de sus casas a los jóvenes mientras los maltrataban y amenazaban a sus padres con armas. Con el secuestro de los seis estudiantes se dio inicio al hecho ocurrido conocido como La Noche de los Lápices.

Amordazados, fueron llevados a un centro de detención clandestino junto a otros estudiantes que habían participado en las protestas. Fueron torturados con picanas (pringues eléctricos) o arrancándoles las uñas para tratar de sacarles información sobre los grupos políticos a los que pertenecían y sobre el movimiento de protesta; las jóvenes, dos de las cuales se encontraban embarazadas, fueron violadas.

Luego fueron traspasados a cuartos pequeños e individuales, los chicos en calzoncillos amordazados y con los ojos vendados. Se les alimentó con agua y pan únicamente. La mayoría de los estudiantes secuestrados fueron asesinados y sus cadáveres hechos desaparecer. Gracias a los relatos de Pablo Díaz, uno de los sobrevivientes, se pudo reconstruir esta parte de la historia y realizar la película.